Mikkeller abre su primer bar en Madrid y la ciudad se establece como capital cervecera

Hace 13  años, la palabra Mikkeller no le sonaba a casi nadie. Actualmente es referencia de cerveza artesana y se prepara para abrir su 45º establecimiento en el mundo y el primero en Madrid, consolidando la ciudad como una importante capital cervecera europea.

Como en muchas historias del sector, Mikkeller también empieza con dos home brewers: el profesor de matemáticas y física Mikkel Borg y el periodista Kristian Klarup Keller, ambos daneses. En 2006, decidieron transformar el hobby en un negocio y, aunque Keller dejó la empresa en 2007, Borg ha seguido adelante y ha transformado Mikkeller en una empresa que lleva bares, restaurantes, tiendas, festivales e incluso produce destilados y chocolate.

Foto: Theis Mortensen

El bar madrileño llega de las manos del socio y amigo de Borg Thomas Rohde, que también es responsable del bar en Barcelona, abierto en octubre de 2015. “Llevamos ya 3 años en Barcelona y queríamos apoyar con otro grano de arena, empujar la escena en Madrid con un bar diferente, con un estilo muy nórdico y contando con 21 tiradores de cerveza siempre muy fresca”, cuenta  Rohde.

Bar Barcelona

Frescor e innovación son palabras que definen Mikkeller – y claves de las cerveceras de éxito actuales. En sus pocos más de 12 años de trayectoria, la marca danesa ha sacado más de 2500 referencias, lo que representa una media de 4 a la semana, de IPAs a Imperial Stouts, de lámbicas a sin alcohol.

Bar Taipei

En el bar de Madrid, el cliente siempre va a encontrar novedades en los 16 grifos, pero cinco de ellos serán fijos y hacen un guiño a la calle en que se ubica. “Mikkeller abrió su primer bar en el barrio de Vesterbro, en Copenhague y de allí salen los nombre de las ‘house beers’ de Mikkeller, cinco cervezas que siempre encuentras en todos los bares a nivel mundial, que son birras básicas, pero muy buenas. En cada ciudad que estamos representados, las damos nombre del barrio. En Madrid ya existe una marca conocida que se llama Malasaña que hace su pilsner y, para respetar esto, en Madrid, elegimos ‘La Luna’ como barrio, ya que estamos en la Calle de la Luna”.

Además de La Luna Pils, Vit, Luna Brown, Spontan (lambic) e IPA, en Mikkeller Madrid el consumidor encontrará no sólo cervezas de la marca danesa, sino también otras bastante reconocidas. “Lo importante para nosotros es que habrá mucha rotación. Pincharemos birras espectaculares locales juntos con lo mejor de Mikkeller, Warpigs y People Like Us”, anticipa el socio. Además de los grifos, habrá más de un centenar de referencias en nevera.

Para acompañar la birra, Rohde promete que la comida estará a la altura. “Contamos con una cocina completa, ofreceremos gastronomía  para acompañar las birras, maridajes, etc. Será una mezcla de snacks óptimos para disfrutar la cerveza, tapas locales, pero también añadimos siempre un toque nórdico, o sea smørrebrød o cosas de la temporada. La comida y el servicio en el local tienen que tener siempre el mismo nivel y calidad de las cervezas”.

Para alcanzar la excelencia, más de 40 personas de cuatro nacionalidades han trabajado en el proyecto del bar de la capital. A nivel global, las cifras se multiplican, pero la expansión del negocio se da de manera orgánica y, en cierto sentido, centralizada, ya que Mikkeller no opera con franquicias, sino con friend-quicias, explica Rohde de manera divertida.

Bar Koelschip – Copenhague

Con esto, sus bares consiguen reflejar tanto la identidad de la marca como de la ciudad en que la están ubicados, ya sea haciendo un guiño a la gastronomía local o pinchando cervezas de la región en sus grifos. “Madrid está avanzando mucho estos años, tanto por los brewers locales con cerveza de muy alto nivel, pero también en bares y restaurantes dando lo mejor a sus clientes. Veo algo de allanamiento en Cataluña del mundo beer geek y estamos viendo que el consumidor en la calle está buscando cada vez más cerveza de alta calidad”.

De los errores y aciertos de la experiencia de Barcelona y otros bares en el mundo, Rohde dice que han aprendido mucho, pero resalta: “aterrizamos con una mente abierta para aprender cómo funciona el mercado en Madrid y con muchas ganas de conocer a los clientes”. Sus ganas sólo no son más grandes que las de los madrileños y sus visitantes que, aunque probablemente no sepan qué significa el nombre Mikkeller, lo relacionan a una de las marcas más importantes del sector craft a nivel global.

*Esta entrada será actualizada después de la inauguración con más fotos e informaciones.

Larissa

Periodista y beer sommelière residente en Madrid desde 2011.

2 Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Suscríbete al blog

Escribe tu correo aquí para suscribir al blog y saber cuándo hay nuevas entradas.

Instagram
Something is wrong.
Instagram token error.