Entrevista a Fernando Campoy, de Cerveza Domus

En un mercado tan joven como el de la cerveza artesana en España, quien lleva más de una década ya puede ser considerado un experto con amplio bagaje. Este es el caso de Fernando Campoy, propietario de la marca toledana Domus, nacida en 2007, cuando existían alrededor de 20 microcervecerías y la expresión “cerveza artesana” aún sonaba como algo raro para el gran público.

Fernando Campoy

Hoy la historia es totalmente distinta. “A veces he hecho alguna diferenciación entre los primeros que empezamos como pasionales y las primeras empresas. Porque yo empecé como Don Quijote de la Mancha, muy pasional. Yo no era empresario y ahora lo soy porque tengo una empresa, pero no tengo formación empresarial y tampoco tenía una visión empresarial. Gracias a estas empresas que empezaron con un plan de negocios y a la pasión de los que hemos empezado como locos, el sector se está profesionalizando mucho”, celebra Campoy.

Su cervecera es prueba de estos cambios. Hace más de diez años, Campoy, bioquímico, hizo un estudio de mercado, pidió presupuestos de maquinaria y descubrió que la inversión necesaria estaba muy por encima de sus posibilidades. Entonces decidió desarrollar su propio equipo de producción de cerveza para fabricarlas en un garaje.

Taproom de Domus

Hoy cuenta con una fábrica con capacidad de 180 mil litros/año en pleno proceso de expansión para 250 mil litros/año de cara a 2019, donde trabajan cinco personas, además de distribuir las cervezas de la marca portuguesa Mean Sardine en España y empezar a exportar sus cervezas.

Taproom

Estrategia de mercado

Si uno de los lemas de la cerveza artesana es “Bebe local”, Domus ha tomado esta regla bastante en serio. En Toledo, las cervezas Domus pueden ser encontradas en restaurantes, bares (no sólo craft) y también en las grandes superficies, probando que la cerveza artesana puede  llegar al gran público.

Pero Campoy lo tiene claro: no cree que deba enfocar su negocio a un perfil de cliente u otro y para esto ha desarrollado una estrategia de negocio. “Con nuestra línea regular de cerveza, nuestro objetivo es llegar al gran público (…) y luego ir apostando por cosas muy arriesgadas, innovadoras para este sector más crítico y que está ávido de novedades”, comenta.

Fue pensando en esto último que Domus ha sacado este año la línea “Grandma’ Serie”, formada por cuatro referencias monovarietales, siendo que dos de ellas, Mosaic y Citra, ya fueron lanzadase y las otras dos llegan este otoño. “Mosaic Soup fue  la primera de una serie que va un poco hacia este sector que es interesante y es divertido y de hecho es el que ha hecho crecer el craft beer en España, que es que va demandando cosas nuevas, originales. Este es el sentido de la cerveza artesana en todos los sitios: poder jugar, poder cambiar”.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Sopas single esperando compañeros

Una publicación compartida de Cerveza Domus (@cervezadomus) el

Experiencia como juez cervecero

Desde 2012, cuando fue invitado a participar como juez del concurso “European Beer Star”, Campoy ya ha estado en unos cuantos festivales como juez. “Siempre había ido de oyente a aprender y realmente cuando vas de juez aprendes mucho más, porque estás en contacto con otros jueces, con otro saber y compartes información y experiencias super interesantes, sobretodo cuando el otro juez es otro cervecero”. De ahí, han surgido unas cuantas colaboraciones e invitaciones para participar de otros eventos, como el Festival Brasileño de Cerveza en Blumenau, sur de Brasil.

El maestro cervecero de Domus participó en las dos últimas ediciones como juez del Concurso Brasileño de Cerveza, que acontece dentro del festival. “De Brasil me llamó la atención porque vi un mercado muy maduro de craft beer, bastante más potente que el de España, creo que por dos motivos principales: el tiempo, porque lleva más tiempo que el nuestro, y también porque Brasil es enorme. Es curioso porque hay otros países grandes alrededor, pero no tienen la potencia que tiene Brasil. Las micro cervecerías ahí son de un tamaño y un volumen de producción mucho más grande que las de aquí”, compara.

La relación de Domus con Brasil también se estrechó en este periodo. La marca española hizo una colaboración con los brasileños de Cevada Pura, la Belgian Triple Pangea. Además, el maestro cervecero de la portuguesa Mean Sardine, Daniel Ramiro, también es brasileño y viene con frecuencia a España para producir en la fábrica de Domus y divulgar sus cervezas acompañado de Campoy. Los dos expertos estuvieron de ruta por España este año y la idea es llevar el proyecto también a Portugal.

Pangea, de Cevada Pura – Domus

Como se ve, Fernando Campoy sigue su camino de Don Quijote descubriendo nuevos terrenos con una buena dosis de optimismo, pero siempre con los pies en tierra firme. “No sé muy bien cómo va  a terminar el sector. Va a depender mucho de lo que van a hacer las grandes, va a depender también de cómo responda el público, pero sigue hacia arriba y cada vez con más calidad”. Esto esperamos todos.

Larissa

Periodista y beer sommelière residente en Madrid desde 2011.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Suscríbete al blog

Escribe tu correo aquí para suscribir al blog y saber cuándo hay nuevas entradas.

Instagram
Something is wrong.
Instagram token error.