Los desafíos post-pandemia en la distribución y venta de cervezas artesanas

Las semanas de confinamiento total parecen haber quedado atrás y, gradualmente y de manera no uniforme, los bares y restaurantes están volviendo a abrir en toda España. Por supuesto, son buenas noticias, pero también llega el momento de encarar el nuevo panorama post-covid y los desafíos que impone, bien como las pérdidas provocadas por las ventas a niveles muy bajos (en algunos casos casi nulos) durante los últimos meses. 

Foto de la distribuidora Bierwinkel

Las noticias desde los fabricantes no son nada animadoras. AECAI divulgó el último día 11 un informe en que desvela que mitad de las cerveceras artesanas han recurrido a un ERTE y que uno de cada cuatro empleados se quedará por el camino. La previsión es de una caída de un 29,7% en la producción de las cerveceras artesanas en 2020. 

Pero, ¿qué pasará en la distribución en el sector cervecero y cómo se encuentra este eslabón de la cadena actualmente?

Hemos hablado con cuatro profesionales que actúan en la importación, distribución, tienda y bar para saber cómo están viviendo este momento y cómo se están preparando para los próximos meses.

Panorama antes del covid-19

Es unánime: el sector vivía un buen momento y 2020 parecía un año en que todo crecería aún más. “Desde septiembre de 2019 hasta marzo, las cosas iban muy bien. Había mucho crecimiento en el sector y estábamos haciendo dos viajes diarios con la furgoneta llena cuatro días de la semana. Estábamos haciendo todo lo posible para atender a la demanda mientras manteníamos la calidad del servicio”, comenta el CEO de la distribuidora Clandestino, Kevin Glidden

En Valencia, la empresaria Anabel Navas, que actúa hace más de 28 años en el sector con la importadora y distribuidora Bierwinkel, también lo veía con optimismo. “Nos encontrábamos en un buen momento, con muchos proyectos en marcha y preparados para las Fallas 2020, uno de los periodos más fuertes de trabajo del año. (…) Imagínate lo que supuso el cierre de todos los establecimientos de hostelería el viernes 13 de marzo con nuestro almacén y nuestros locales llenos de mercancía….”, recuerda.

Para el empresario Javier Martínez, propietario del bar Coyote Jazz de Cercedilla y de la empresa Nifty Beer Crew, donde actúa como Brand Ambassador de marcas extranjeras en España, además de haber sido distribuidor de Althaia en Madrid hasta el pasado mes de mayo, 2020 también venía cargado de expectativas. “El año tuvo un comienzo esperanzador e ilusionante con el inicio de nuestra colaboración con Cervezas 28 y Toccalmatto como Brand Ambassador. Un nuevo reto para nosotros, como también lo fue en su día la introducción de Althaia en Madrid. Introducir una marca en el mercado actual no es tarea fácil y resulta cuanto menos, emocionante”. 

Más al norte, en Zaragoza, el bar – y ahora tienda – Beer Corner también recogía los frutos de años de trabajo. “Al llevar casi 5 años en el sector, estábamos ya muy  consolidados como una referencia dentro del craft en nuestra ciudad, y tenemos una gran cantidad de clientes habituales que venían semanalmente a por su dosis de lúpulo”, comenta el socio Alberto Martínez. El momento era tan positivo que justo antes de la pandemia habían hecho “una inversión para insonorizar el local y cambios en el equipamiento de la cocina para ofrecer una mayor oferta gastronómica”.

Oferta gastronómica de Beer Corner

La distribuidora Clandestino también hizo una inversión reciente, en octubre del 2019, cuando se mudó de almacén por 3ª vez para poder tener el espacio necesario, aunque el aumento de tamaño de la cámara de frío que estaba previsto tendrá que esperar un poco más. 

Almacén de Clandestino

Anabel Navas y Javier Martínez también confirman que tuvieron planes cancelados o pospuestos, aunque mantienen el optimismo. “Como se suele decir, soy culo de mal asiento, así que sí, en mi cabeza había algunos proyectos para este año que hemos tenido que poner en stand by debido a esta maldita crisis del Covid-19, pero que estoy seguro que verán la luz más pronto que tarde”, comenta Martínez.

Cambios fase a fase

Con el cierre de los bares, todos estos negocios fueron directamente afectados y los empresarios tuvieron que reaccionar rápido para que los resultados no llegasen a cero.

En Beer Corner, la salida encontrada fue convertirse en un modelo híbrido entre tienda y bar. “Durante fase 1, sólo pudimos poner en práctica la parte de tienda con cerveza y comida para llevar por las limitaciones sanitarias para la hostelería, y por suerte ha funcionado muy bien. Ahora que estamos en la fase 2, podemos poner 4 mesas dentro del local y servir a los clientes dentro del mismo, recuperando un poco la sensación de ser un local donde poder tomarte tus cervezas y disfrutar con tus amigos”, celebra. Pero resalta que la inversión en cocina ha empezado a dar buenos resultados desde la Fase 1. “La cocina también ha visto un repunte y ha crecido bastante la demanda de comida para llevar”.

Adaptaciones de Beer Corner para la nueva fase

En la sierra de Madrid, el bar Coyote Jazz, que acaba de cumplir cinco años, permanece cerrado de momento. “Tras una trayectoria ascendente desde el 2015, teníamos muy buenas perspectivas para este 2020. Ahora todo ha dado un giro radical; tanto que no descartamos nada. De momento, incluso en esta fase en que ya podríamos abrir nuestra terraza al 50%, estamos en proceso de reflexión. Consideramos que la situación actual no nos permite garantizar al 100% la seguridad sanitaria de nuestros clientes, ni la nuestra propia, ni ofrecer un servicio de calidad, algo que para nosotros es absolutamente prioritario”.

Bar Coyote Jazz, en Cercedilla

El mundo online, ¿un arma de doble filo?

Ya se ha hablado mucho de cómo las empresas del sector han migrado a las tiendas online para dar salida a sus productos, incluso aquí en el blog . De hecho, según AECAI, entre las cerveceras que ya contaban con tienda online antes de la pandemia, el crecimiento de las ventas por este canal ha crecido un 620%.

Un 27% de las cerveceras encuestadas han dicho que no tenían e-commerce lo han puesto en marcha durante el confinamiento.

Es lo que pasó también en Bierwinkel. “La actividad de nuestra empresa se ha visto reducida en un 90% y podemos decir que se centró totalmente en la venta online con nuestra página”, cuenta Anabel, que ha decidido también lanzar catas online. “Era un proyecto  que nuestro informático quería introducir en la empresa desde hace un par de años, pero nunca disponíamos de tiempo y seguramente tampoco hubiera sido el momento adecuado, así que el confinamiento nos permitió retomarlo. Respecto a más incursiones en el universo digital, nos hemos centrado en nuestra página, que se creó hace más de 10 años y necesitaba mejoras de imagen y funcionamiento, actualizando los contenidos y aplicando acciones promocionales, sin restarle un ápice de calidad.  También hemos trabajado para renovar completamente nuestra eCommerce B2B, que se dirige exclusivamente a profesionales y que estará lista en un par de semanas”.

Anabel Navas, de Bierwinkel

Glidden, de Clandestino, ha lanzado su tienda online durante el confinamiento como una estrategia de supervivencia. “No diría que superó nuestras expectativas, pero seguimos vivos por esto y nos ayudó a conectarnos con nuestro cliente final. Nos ayudó más en relación a la rotación de cervezas que en rentabilidad, y nos ha permitido continuar trayendo nuevas cervezas frescas a Madrid semanalmente”. 

Para Javier Martínez, la venta online no está descartada, pero la analiza. “De hacerlo sería un proyecto paralelo y bien estudiado. Piensa que si antes de esta crisis ya había cierta saturación en la venta online, imagínate ahora”.

De hecho, el empresario comenta que las tiendas onlines de fábricas “han generado un malestar generalizado en los puntos de venta al público, sobretodo tiendas especializadas, ya que (…) les está suponiendo un perjuicio económico y pérdida de clientes importante”. Y resume: “Vamos a partir de la base de que todos entendemos que las cerveceras, ante la alarma y el miedo a la posibilidad de quedarse con su producto echándose a perder en sus almacenes, hayan tenido que tomar la decisión de vender directamente al cliente. Tampoco creo que el problema esté en la venta online, de hecho muchos ya lo hacían, sino en los precios de venta al público que han puesto y que, en algunos casos, pueden llegar a rozar el precio de coste de ese punto de venta. Mi opinión es que se podía haber hecho de otra manera. Lo que no puedes, o no deberías hacer, porque veremos las consecuencias de aquí a un tiempo, es cargarte en dos semanas todos los eslabones de la cadena de venta de tu producto. (…) Porque si rompes la cadena y ofreces tu cerveza mucho más barata que tu punto de venta, que hace un gran esfuerzo teniendo ese producto para intentar venderlo, echas por tierra el esfuerzo, el tiempo, el trabajo, el dinero y la ilusión de muchas personas; además de depreciar tu cerveza. Insisto en que el problema no es la venta online, sino los precios. No solo espero y deseo que sea algo pasajero, sino que es necesario que lo sea”.

Javier Martínez, de Nifty Beer Crew

Glidden, como distribuidor, aboga por algo similar: “Clandestino seguirá con la tienda online en el futuro cercano y, mientras, seguirá alentando al consumidor final a apoyar las tiendas y bares de su barrio. Por esta razón, hemos  elegido no ofrecer precios a por mayor online. Además, comenta que tiene la suerte de trabajar con un portafolio de empresas que “entienden el valor de una cadena de suministro sólida para el crecimiento a largo plazo de sus empresas”. 

Anabel Navas y Alberto Martínez apuestan por el retorno de los papeles de cada eslabón en la cadena y a la buena relación entre ellos. “Creemos que esto ha sido una reacción a un problema  puntual y creemos que volverá a sus cauces normales la distribución. Poco a poco vamos ya abriendo locales y ya esta volviendo la distribución poco a poco a los cauces habituales”, explica el socio de Beer Corner, mientras Anabel dice que “evidentemente van a ser tiempos duros para todos donde asistiremos a la desaparición de fábricas y por supuesto también de distribuidores, tiempos de cambio y de adaptación que fortalecerán a quienes puedan superarlo. Creo que más que nunca debemos unirnos fábricas y distribución para afrontar juntos los problemas que nos ocasionará esta crisis”.

Los socios de Beer Corner

Expectativas post-pandemia

Martínez, de Nifty Beer Crew, resume un poco las distintas expectativas del sector en relación al futuro.

“Hay un poco de todo, unos más optimistas y otros, como yo, intentamos verlo en perspectiva y ser más realistas, pero el denominador común es claro; incertidumbre.

Estábamos en un momento fantástico en lo que se refiere al sector craft. El nivel de calidad que tenemos actualmente en el panorama nacional es altísimo, nada que ver con la escena de 3-4 años atrás y anteriores. Cierto es que esperábamos cambios importantes en 1 ó 2 años; fábricas que desaparecerían, otras que crecerían, otras que serían absorvidas, etc. Creo que la situación actual va a acelerar este cambio y será más crítico aún; afortunadamente para unos y lamentablemente para otros. Lo que estamos viendo hoy no es la imagen real; las consecuencias vendrán dentro de unos meses cuando el impacto económico sea más, como decirlo, tangible”.

Para él, en lo que se refiere a distribución no habrá muchos cambios, pero “se va a mirar todo mucho más. Por supuesto, el céntimo, pero también quien está detrás de un determinado proyecto y, sobre todo, cuál ha sido su actitud o la postura que ha adoptado durante esta crisis”. Hablando desde el punto de vista de propietario de un bar, él dice que “el lastre que vamos a arrastrar por el cierre durante más de dos meses hay que sumarle ahora la reorganización de todo el know-how que va a girar en torno a la seguridad sanitaria por el Covid-19, un handicap que para la gran mayoría de los establecimientos va a ser difícil de asimilar y de soportar. El tiempo y la evolución del virus dirán si estas condiciones de trabajo se quedarán o se volverán a adaptar a unas condiciones más ‘normales'”.

Es algo con que Alberto, de Beer Corner, está de acuerdo. “Volver a (ser un) bar como antes lo vemos algo difícil, nuestro local no es excesivamente grande y con las limitaciones de aforo y distanciamiento haría muy difícil la supervivencia como bar”. Además, él resalta la importancia de actuar junto a otros players del mercado. “Hemos estado en contacto con más gente del sector, hemos intentado estar atentos a todos los movimientos y problemas que han surgido para intentar ayudar y también pedir consejo para afrontar nuestros propios problemas, la sensación que nos ha quedado es que no hay excesiva preocupación, pero sí un compromiso de colaboración de todos los eslabones de la cadena para poder salir adelante lo antes posible y con las mejores garantías de éxito”.

Adaptaciones de Beer Corner durante la fase 1 de la desescalada

Para Glidden, de Clandestino, es imperativo actuar juntos para seguir adelante. “Lo desconocido siempre es aterrador y todos en el sector se enfrentan a tiempos difíciles por delante. Especialmente en los meses de verano, donde en promedio vemos que las ventas caen un 25-50% aquí en Madrid. Dicho esto, todos en este sector son luchadores natos. Si seguimos trabajando juntos, podremos vencer esto y esperamos volver a la normalidad lo más rápido posible”.

Kevin Gliden, de Clandestino

Anabel, acostumbrada a actuar en equipo como integrante del grupo Pink Boots Society España, comenta que el desafío será superar la crisis económica ocasionada por la pandemia. “Por supuesto hemos de estar muy atentos a las tendencias que se van a derivar del consumidor de cerveza que podríamos llamar Post-Covid-19 (…). Todo esto va a llevar a que el sector cambie tanto en la fabricación, en la distribución y en el consumo y es lo que tenemos que ir analizando con mucha, mucha flexibilidad”, analiza. 

Larissa

Periodista y beer sommelière residente en Madrid desde 2011.

4 Comments
  1. Excelente artículo Larissa, muy completo e informado.

    En lo que me atañe, la venta online, como dices, creo que las cosas, en ciertos casos, se deberían hacer de otra forma pero también los que no hicieron nada podrían haber hecho algo antes. Creo que el sector está bastante inmaduro y salvando una minoría hay un desconocimiento generalizado de las herramientas del mercado, tenemos un sector anclado en exceso en zonas de confort que resultan muy perjudicadas ante cualquier imprevisto, por suerte las personas que hay tras cada empresa son gente con mucha resiliencia y carácter emprendedor que van a salir de esta espero que fortalecidos.

    En Birrapedia en este último mes hemos incorporado 100 nuevas tiendas y tenemos una cola de otras 90 para incorporar al market pero no por ello considero que el mercado esté saturado sino todo lo contrario, solo debe ordenarse ya que estamos muy por detrás de Europa, América o Asia tanto en oferta como en uso del ecommerce.

    Fuerrza a todos y salud!

    1. Hola! Muchísimas gracias, por tu comentario. Creo que lo que expones es muy interesante porque el perfil del consumidor en general y sus hábitos de consumo y sus relaciones con las empresas están cambiando muy rápido y el sector tiene que adaptarse a esto si quiere seguir allí. Un saludo!

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Suscríbete al blog

Escribe tu correo aquí para suscribir al blog y saber cuándo hay nuevas entradas.

Instagram
Something is wrong.
Instagram token error.
Follow