Marca brasileña Dádiva lanza tres colaboraciones en España

En España, el mundo de la cerveza artesana brasileño aún es bastante desconocido, aunque esté creciendo de manera importante y con números bastante expresivos de fábricas y volumen de producción y consumo. Debido a los desafíos de exportar la cerveza brasileña a España, la Cervejaria Dádiva decidió entrar en el mercado español de la mano de algunos de sus principales actores: los brasileños han sacado tres colaboraciones hechas en fábricas del país.


Las colaboraciones con los españoles son, de hecho, parte de un proyecto más grande y ambicioso, llamado “30 dias 10 colabs”, que llevó al maestro cervecero de Dádiva, Victor Marinho, a varios países. En España, las cervezas colaborativas fueron elaboradas con Domus, Montseny y Bidassoa Basque Brewery en el último mes de septiembre.

Cruzando España

Las tres recetas hechas en España son de distintos estilos, pero todas llevan fruta. “Nos gusta mucho utilizar frutas y las usamos en todas. Hicimos una NEIPA con Montseny con guayaba. Es una cerveza muy típica brasileña. Aún no es fácil encontrar todas las frutas en España, entonces cuando surge una situación así, esto abre los ojos para que el mercado entero haga cerveza con fruta”, cuenta Marinho.

Montseny & Dádiva

En Brasil, donde la oferta y diversidad de frutas es enorme, ellas son un ingrediente fundamental en muchas cervezas y están presentes en varias de las más de 100 referencias que Dádiva lanzó en el mercado en sus cinco años de trayectoria. “Tenemos seis cervezas fijas, que componen el portafolio base, pero ellas representan unos 20% de las ventas totales, porque vendemos mucha cerveza estacional ”. Marinho cuenta que en cinco años hubo “mucha creación, mucha locura, muchos ingredientes brasileños, mucha madera brasileña y muchas cosas de estilos clásicos”.

Para la catalana Montseny, el resultado de la colaboración va muy allá del producto final.  Su maestro cervecero, Jordi Llebaria i Mateu, comenta que, sobre el mercado brasileño, “sólo nos había llegado que como aquí era un mercado nuevo y en crecimiento. Lo que más me sorprendió a raíz de la colaboración fue descubrir que el nivel de las cervezas que se están elaborando era tan alto, quedé gratamente sorprendido”.

La producción de la Fruit IPA, de 3.000 litros, fue una edición especial y la idea de usar guayaba fue bien recibida por el catalán. “La guayaba me convenció desde el principio precisamente porque era una fruta poco trabajada hasta el momento y con un perfil muy adaptable para una IPA. El público cervecero está constantemente en busca de novedades por lo que la aceptación ha sido más que buena”.


Además de la colabroración, un antiguo empleado de Dádiva también trabajó en la fábrica de Montseny durante algunos meses. “Tuvimos trabajando unos meses a Victor Camargo, un antiguo trabajador de Dádiva. Estuvo tres meses con nosotros demostrando un gran conocimiento y pasión por la cerveza. Fue una buena manera de conocer más de cerca la escena cervecera brasileña”.

El resultado de la producción con Bidassoa y la marca portuguesa Mom Brewers en Irún fue la Scottish Light “Várzea”, una “cerveza extremadamente ligera con un toque de sal y con frambuesa”, explica Marinho. Fueron los portugueses que presentaron el equipo de Dádiva a Bidassoa. “Los conocimos a través de mom brewers , son también quienes organizan los festivales de cerveza en Portugal como Artbeerfest y son muy importantes en el panorama cervecero a nivel mundial”, recuerda Christian Equisoain, de la marca vasca.

Dádiva & Bidassoa

La tercera collab, hecha en Toledo, fue un proceso bastante curioso, conforme cuenta Marinho. “Esta cerveza ha quedado increíble. Fuimos a la vinícola, participamos en la cosecha, vimos la maceración de la uva. La basis e es una porter y tiene mucha bebistibilidad”.

Por ahora, esas cervezas serán vendidas aquí, pero los españoles no rechazan un viaje a Brasil para hacer una colaboración en la fábrica de Dádiva en Sao Paulo. “Por cuestiones logísticas nos es complicado mandar la cerveza a Brasil. La solución es fácil, tendremos que ir para allí a hacer alguna cervecita, aunque de momento no hemos concretado nada espero que surja la ocasión en breve”, dice Jordi.

Sería una oportunidad igualmente importante para dar a conocer las artesanas españolas al otro lado del océano y, por lo que parece, las relaciones cerveceras entre los dos países sólo están empezando.

Larissa

Periodista y beer sommelière residente en Madrid desde 2011.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Suscríbete al blog

Escribe tu correo aquí para suscribir al blog y saber cuándo hay nuevas entradas.

Instagram
Something is wrong.
Instagram token error.