El otro lado del Barcelona Beer Challenge

Faltando pocas horas para el inicio del 8º Barcelona Beer Festival, la ansiedad de los asistentes del festival aumenta con la posibilidad de probar las 646 cervezas que serán servidas, algunas de ellas por única vez; y también con el encuentro de amigos y cerveceros que un evento de este porte permite. Las marcas que ya presentaron sus cervezas en concurso tendrán que aguantar un poco más la ansiedad, específicamente hasta el domingo, día 17, a las 12 horas, cuando se realiza el anuncio de los vencedores.

Aunque el lado más divertido del evento empieza este viernes, para mucha gente el trabajo comenzó hace mucho. Entre los días 25 y 27 de febrero, 52 jueces han catado y evaluado nada menos que 1.110 referencias para elegir a los vencedores de la 4ª edición del BBC (Barcelona Beer Challenge), la principal competición cervecera a nivel nacional.

En su estreno como directora del concurso, Lorena Bazán comenta que los desafíos son muchos, especialmente en una época en que los concursos cerveceros parecen caer en descrédito. “El desafío prioritario para el BBF es ofrecer calidad de producto, variedad de propuestas en cuanto a proyectos se refiere y, sobre todo, conseguir que el visitante se lleve consigo una parte de la difusión cultural que se lleva a cabo durante los 3 días que dura el evento. La columna vertebral del concurso es la guía de estilos BJCP. Por ello el jurado que valora las cervezas debe estar en posesión de la titulación que certifica que son conocedores a nivel teórico y práctico  de cada uno de los estilos a evaluar”.

En concurso en la práctica

Juez del BBC por tercera vez (este año como jefe de mesa), el ingeniero técnico industrial Álvaro Pérez no sólo tiene el certificado BJCP, como también posee el nivel 1 de Ciccerone, administra la web Catarcerveza.com y organiza catas y eventos cerveceros. Para Pérez, participar como juez, no sólo en el BBC como en otros eventos, es un placer. “La mayoría de los jueces somos apasionados del mundo de la cerveza y no lo tomamos como un trabajo sino como un hobby. A mí personalmente me gusta que los cerveceros busquen sorprendernos con nuevos giros a estilos clásicos de cerveza, como que juzguemos una cerveza extraordinariamente perfecta y adaptada a su estilo”.

Álvaro Pérez

El beer sommelier y SDR Manager & Beer specialist de la distribuidora Barcelona Beer Company, Mario Medina de Luca, resalta que el BBC se diferencia de otros concursos en los que participó como juez (incluso en otros países) por su enfoque. “Son puros profesionales y no hay home brewers como en otras competencias, por lo que las hojas de retroalimentación son distintas, se hacen evaluaciones con flight completo presente y no cerveza a cerveza, se hacen rondas eliminatorias desde cuartos hasta finales, no hay Best of Show, no se hace la premiación casi inmediata al concurso y se usan vasos de vidrio y no de plástico”, entre otros puntos.

Para Medina, los desafíos del juez son muchos, como evaluar mucha cerveza en poco tiempo. “Tienes que ser muy crítico con las primeras impresiones, en quick rounds eliminar por puro olfato y vista, tragos pequeños, tomar agua continuamente, yo acostumbro uno o dos vasos por flight, comer un poco de galleta o pan o lo que ofrezca la organización cada tres muestras, resetear el olfato oliendo mi ropa, la parte interna del codo o un pañuelo desechable. al terminar una ronda caminar y despejarse”.

Alejando a la polémica

Aunque los artesanos dominen la premiación, el BBC no es un festival que cierra sus puertas a nadie. “En el BBC se admiten todas las cervezas independientemente de los procesos de elaboración son más o menos mecánicos o de la capacidad de producción. El jurado del concurso ha catado las 1000 referencias presentadas al concurso sin saber que cervecera hay detrás, por tanto, todas parten en igualdad de condiciones y lo que se valora realmente es el líquido que llega a la copa”, cuenta Lorena.

Para evitar posibles polémicas, la selección del jurado prioriza que éste no tenga vínculos con ninguna de las cerveceras participantes. “Pero si por algún motivo se da este caso, la organización del concurso activa un protocolo de asignación de rondas a equipos de jueces que asegure que el cervecero no se encuentre con su cerveza entre los vasos a evaluar”, aclara la directora.

Aquellos que participan como jueces, como Pérez, son categóricos en relación a la independencia del concurso. “Ojalá todos los concursos fuesen tan profesionales como lo que se hace en Barcelona. En ningún momento tenemos acceso a los nombres de las cervezas que catamos, incluso hasta el día que se dan a conocer públicamente y por supuesto la dirección del concurso no se mete nunca en nuestras deliberaciones y valoraciones, dejándonos incluso total libertad para dejar algún premio desierto o para otorgar incluso dos medallas de oro a cervezas excepcionalmente extraordinarias”.

Medina da un ejemplo de la profesionalidad que hay en el concurso. “Incluso el juez al saber que evalúa una categoría donde está su cerveza, en este challenge hubo un caso que me tocó, él se retira de la mesa y no evalúa, no importando la facilidad o la dificultad de reconocer su cerveza”. Para el experto, es importante que los aficionados entiendan que “las cervezas merecedoras de medallas fueron aquellas que lograron acercarse de mejor forma al estilo inscrito de acuerdo al criterio de un grupo de gente certificada en condiciones específicas, no quiere decir que si siempre concursan las mismas cervezas, siempre van a ganar las mismas”.

Mario Medina

Si lo mejor de participar como juez es la oportunidad de aprender y compartir, lo peor va de un extremo a otro. Para Pérez es “no poder beberte una pinta completa de esa cerveza que te ha gustado especialmente”, mientras para Medina “son las cervezas contaminadas o intomables a las que tienes que hacer una retroalimentación específica y suficiente”.

Tendencias y futuro para el BBC

De las 1.110 cervezas inscritas en esta edición, alrededor de la mitad es extranjera – con Italia en la cabecera-, lo que comprueba la importancia del BBC a nivel internacional y como vitrina para el mercado europeo. Los estilos más populares en las dos últimas ediciones son American Pale Ale e Imperial Stout. “Por otro lado, ha habido una tendencia novedosa en esta edición hacia las fruit beer y las grape ale”, anticipa Lorena.

Otro tema que la directora del concurso toca es la participación de mujeres como juezas. “Es un porcentaje demasiado pequeño la verdad. De hecho, aumentar este ratio es uno de mis retos personales de cara a la próxima edición”. Este año, Lorena cuenta que se sorprendió de manera positiva con “el número de mujeres del sector que han ‘capitaneado’ la inscripción de las cervezas de su marca en el concurso”. Dentro de pocos días sabremos si ellas también aparecen entre los ganadores del BBC.

Hasta entonces, tocará disfrutar de las centenas de cervezas que estarán en esta octava edición del Barcelona Beer Festival.

Larissa

Periodista y beer sommelière residente en Madrid desde 2011.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Suscríbete al blog

Escribe tu correo aquí para suscribir al blog y saber cuándo hay nuevas entradas.