Michelada Malinche, la primera michelada artesana embotellada

Después de enamorarse de las micheladas en un viaje a México en 2009, el maestro cervecero Alex Jorganes se planteó: “¿Por qué nadie ha pensado en embotellar esta maravilla?”. Fue así que surgió la Michelada Malinche, una cerveza inspirada en el cóctel mexicano que lleva todos los ingredientes del cóctel añadidos en su proceso de producción.

Jorganes ya había trabajado en el sector de las bebidas alcohólicas y tenía conocimientos de coctelería, pero le apetecía entrar en el mundo de la cerveza artesana. Así, decidió fabricar la primera michelada embotellada del mercado, un desafío para cualquiera al pensar en los ingredientes de la michelada: Jugo Maggi, Salsa Perrins y Salsa Chipotle, además de la propia cerveza y zumo de limón.

Preparando michelada

El maestro cervecero cuenta que la receta puede ir aún más allá: “Hay una michelada para cada coctelero.  Se puede echar de todo, pero los otros ingredientes  más comunes son pimienta negra y sal de apio. Los últimos avances en cuestión de micheladas nos dicen que se echa marisco y gominolas, y aparentemente está bastante rico”. Jorganes insiste en que lo que importa en este cóctel de cerveza es que sea divertido y desenfadado, para que cada uno prepare la michelada como más le gusta.

Más allá de una cerveza

Jorganes nos explica que la michelada tiene básicamente dos usos: quitar la resaca y maridar con los más distintos platos. ¿Cómo? ¿Cerveza para quitar la resaca? “Los mexicanos la usan para curar la cruda, como llaman a la resaca, porque la michelada es baja en alcohol, por eso te ayuda a remontar el vuelo, pero el vuelo no es tan alto. Es refrescante y a la vez es picante, lo que hace sudar las toxinas de lo que hayas consumido en la noche anterior. Además, es salada y el cuerpo nos pide sales minerales”.

En relación al maridaje, el maestro cervecero garantiza: la michelada va con todo. “Es ácida, la acidez quita la grasa de la comida que estás comiendo. Es salina, harmoniza con lo salino de nuestra comida, y es picante, lo que le da una chispa. Obviamente marida con comida mexicana, pero también asiática, pescados, mariscos, ostras, hamburguesas, pizza, barbacoa. Con dulces también, porque equilibra con la acidez”.

Malinche, la madre del mestizaje

Al transformar la michelada en una cerveza embotellada, Jorganes decidió usar la máxima del mundo del cóctel: todos los ingredientes tienen que apreciarse en el resultado final. Y fue más allá: decidió hacer una michelada que es una Pale Ale artesana no pasteurizada, ni filtrada.

El nombre Malinche no podría ser más apropiado, ya que Malinche fue la esposa y esclava mexicana de Hernán Cortés, dando inicio al mestizaje. “Siendo la michelada pura mezcla y además un cóctel mexicano hecho por españoles, nos encaja de maravilla”.

Pero, ¿cómo hacer que Malinche atraiga tanto a los consumidores más tradicionales como a los frikis del mundo craft? “El desafío es constante y a muchos niveles: trabajamos varias tendencias (cerveza artesanal, bebidas picantes, cócteles embotellados) cada una con sus propios retos y ritmos. Pero es la gracia de la innovación, haciendo lo de siempre ya hay muchos. Nuestra estrategia es tratar de llegar al consumidor “foodie”, a esos aficionados gastrónomos que buscan cosas nuevas y sabores que les sorprendan”.

Y Malinche ya empieza a dar sus primeros pasos en el mundo foodie y lo hace en el reconocido restaurante Racó d’en Cesc, en Barcelona, uno de los pocos en el país en ofrecer un menú completo maridado con cerveza. “Acabamos de desembarcar en Barcelona de la mano de 2d2dspuma y nada más llegar un referente del mundo gastronómico y cervecero como Racó d’en Cesc nos introduce en su menú degustación. El maridaje es tremendo, como cabría esperar de un sumiller como Edgar Rodríguez Tello: pescado de escama al horno con chimichurri y Michelada Malinche.   

El futuro de Malinche

Pero Jorganes no para ahí. Ya está preparando la próxima cerveza de la familia, que será la Michelada Malinche Fuego, la versión más cañera y picante de Malinche. Estamos trabajando en producto y diseño y en aproximadamente un mes estará lista. Como novedad, la vamos a producir en Madrid y va a acercarse más a la versión tradicional de michelada clásica”.

Malinche viene para probar que el mundo de la cerveza artesana puede ser divertido, creativo, juguetón y a la vez ofrecer la calidad y el mimo que se espera de las cervezas artesanas.

Curiosidades sobre la michelada

  • Muchos mexicanos también echan hielo a la michelada para que sea más refrescante.
  • En algunas regiones de México, si pides una michelada, te van a servir una cerveza con limón y el borde del vaso con sal. Esta creación también es conocida como chelada.
  • En partes de México la michelada también lleva tequila, la bebida nacional por excelencia.
  • Para servir la michelada, se suele mojar un poco el borde del vaso con lima y apoyar el vaso en un plato con tajín (especia mexicana que lleva chile picado con lima deshidratada y sal) para que se pegue al borde, potenciando los sabores de la michelada.
  • Normalmente se usa una American Lager estilo Budweiser para hacer una michelada, pero en México también es común usar cervezas más maltosas, como la Modelo Negra. Jorganes explica que también se puede ser osado, haciendo micheladas con IPAs o Stouts, pero no recomienda usar cervezas de trigo.
Larissa

Periodista y beer sommelier residente en Madrid desde 2011.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Suscríbete al blog

Escribe tu correo aquí para suscribir al blog y saber cuándo hay nuevas entradas.

Instagram
Something is wrong. Response takes too long or there is JS error. Press Ctrl+Shift+J or Cmd+Shift+J on a Mac.