Cinco bares de cerveza artesana en São Paulo

Siempre que comento que soy brasileña, la gente me pregunta sobre las cervezas artesanas de mi país y nunca sé muy bien qué comentar porque, desafortunadamente, he probado pocas. En mis últimas vacaciones “en casa”, me he dedicado a conocer algunas marcas y, como resultado, os presento cinco bares de cerveza artesana en São Paulo, mi ciudad.

Si no sabéis mucho sobre SP, os lo cuento: es una metrópoli con más de 11 millones de habitantes y el Estado de São Paulo (algo como la Comunidad de Madrid) es el segundo del país en número de fábricas: había 124 fábricas a finales de 2017. Brasil es el tercer principal consumidor de cerveza del mundo y, aunque las artesanas todavía representan una pequeña parte, el número de cervecerías independientes ha pasado de 80 en 2007 a 679 diez años después.

El resultado del crecimiento en las fábricas conlleva un aumento de establecimientos enfocados al sector, como tiendas y bares. Aunque ahí también se note una predominio de las IPAs, los fabricantes brasileños también apuestan en estilos más osados y en el uso de ingredientes nacionales (como frutas típicas).

Pero no todo es perfecto y los precios pueden asustar: una media pinta costaba algo entre 4-7 euros. Gran parte de la culpa viene de los impuestos, que afectan bastante el sector. En Río de Janeiro, la temperatura de servicio?? tampoco me pareció la adecuada, pero me imagino que tendrá que ver con las altas temperaturas del ambiente.

De cualquier manera, enfocaré esta entrada  en los bares de la Zona Oeste de São Paulo, donde encontrarás la mayor concentración de bares de craft beer y podrás encontrar marcas como Perro Libre (que ya colaboró con Laugar), Dama, Avós, Zalaz, Bodebrown, Invicta, Dogma, Tupiniquim, Hocus Pocus, Trilha – todas con buenas birras.

Capitão Barley

Con 150 referencias en botella o lata y 15 grifos en los que predominan las marcas nacionales, Capitão Barley tiene un ambiente tranquilo y agradable, donde podrás no sólo beber como “petiscar” (tapear – ¡pero no esperes nada gratis!). En la carta hay hamburguesas y pequeñas raciones para compartir. No dejéis de pedir “coxinha”, una especie de croqueta brasileña que aquí está preparada con ingredientes especiales.

Al contrario de la mayoría de los bares, no hay una barra, así que puedes entablar una conversación bastante cercana con los camareros, que son beer sommeliers y algunos incluso homebrewers. En la terraza trasera del bar hay un ambiente de “biergarten”, donde puedes compartir mesa con otros clientes.

Capitão Barley también produce sus propias cervezas, como una IPA y una Weiss. El público del espacio es bastante amplio: hay desde familias y ejecutivos hasta beergeeks.

Cervejaria Nacional

Único brewpub del listado, la Cerveja Nacional produce cinco cervezas de manera fija que hacen referencias a leyendas brasileñas, como Y-Îara Pilsen, Sa-Si Stout y Kurupira Ale. Si tienes suerte, podrás probar alguna edición especial en los grifos.

Aunque las opciones de cerveza son pocas, la carta de comidas es bastante amplia. El público principal es de parejas y grupos de amigos que quieren comer y beber una cerveza artesana, pero sin arriesgarse mucho, y escuchar música en directo.

Âmbar Cervejas Artesanais

Este bar está totalmente enfocado a la cerveza y lo notas nada más llegar, al mirar su amplia barra y sus 15 grifos de cerveza, todas brasileñas. Podrás encontrar tanto marcas más conocidas, como Bamberg, como otras más pequeñas.

Si buscas alguna referencia internacional (o algo que no está disponible on tap), recomiendo echar un vistazo a las botellas y latas, porque la variedad es grande.

La atención al cliente en Âmbar fue un punto positivo y nada más llegar nos pusieron un growler lleno de agua en la mesa para limpiar el paladar entre una y otra.

 Delirium Café SP

La famosa marca belga tiene dos filiales en Brasil y una de ellas está en São Paulo. Son 24 grifos de birras importadas y locales, sin olvidar las de la marca. Además, cuenta con una carta de 400 referencias.

La principal diferencia en relación al original belga es que aquí también se puede picar o incluso cenar. Pero no esperes el mismo ambiente, porque el original mola más (aunque tengo que admitir que estuve en el bar un martes lluvioso).

Si estás en SP y quieres conocer otras filiales de cervezas extranjeras, hay otras dos en el barrio: Goose Island y Brew Dog. ¡Se puede hacer un tour caminando!

Empório Alto dos Pinheiros

Para cerrar el paseo, no podría dejar de mencionar al EAP, un bar que cumple diez años en 2018 y es uno de los pioneros en craft beer en São Paulo. Actualmente tiene más de 40 grifos, con opciones que van de la clásica pilsner checa a una lambic. La carta de referencias en lata y botella también es impresionante.

EAP es el principal punto de encuentro de los beergeeks. Es aquí donde se celebran muchos lanzamientos o encuentros meet the brewer, entre otros. Las opciones gastronómicas están a la altura de la cerveza.

Con esto, podéis conocer la ciudad desde una perspectiva muy cervecera. Si ya habéis estado, cuéntanoslo: ¿qué bares y cerveza os han gustado? ¿Qué te ha parecido el mundo craft brasileño?

Larissa

Periodista y beer sommelier residente en Madrid desde 2011.

2 Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Suscríbete al blog

Escribe tu correo aquí para suscribir al blog y saber cuándo hay nuevas entradas.

Instagram
Something is wrong.
Instagram token error.